RECIÉN PUBLICADO: Europa: más recursos para derechos humanos en México

Posted on 15 septiembre, 2012

0


BRUSELAS (apro).- El apoyo financiero que otorgará la Unión Europea (UE) en 2012 a proyectos para proteger los derechos humanos en México es el más cuantioso que haya concedido durante el sexenio de Felipe Calderón, de acuerdo con información del banco de datos de los programas de cooperación exterior que realiza la Comisión Europea a través de su agencia de ayuda al desarrollo EuropeAid.

El 1 de junio pasado, EuropeAid lanzó la convocatoria 2012 para presentar propuestas de proyectos en México que serán financiados por el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) con un presupuesto de un millón 200 mil euros.

(Artículo publicado el 14 de septiembre de 2012 en la sección Prisma Internacional de la Agencia PROCESO)

El aumento del presupuesto europeo en la materia es significativo si se considera que en los últimos tres años (2011, 2010 y 2009) el monto destinado a México en el esquema del IEDDH fue de la mitad, 600 mil euros, según la fuente mencionada.

Más aún: desde 2001 y hasta el año pasado, la UE había aprobado 62 proyectos dentro del IEDDH y su programa antecesor (la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos) por un monto total de 4.7 millones de euros.

Martha Méndez, funcionaria de EuropeAid a cargo de los proyectos del IEDDH en México, confirmó a Apro que el presupuesto de ese fondo creció el doble este año en relación con los últimos tres.

–¿Y por qué esa decisión?

–Porque la delegación (de la UE en México) nos indica que hay necesidad.

La funcionaria de EuropeAid se limitó a agregar que esa delegación había solicitado el incremento y que los expertos de EuropeAid en Bruselas, después de haber analizado la situación, habían aceptado duplicar los recursos dedicados a defender los derechos humanos en México mediante el IEDDH.

Déficit democrático

El IEDDH entró en vigor el 1 de enero de 2007 como un “instrumento específico” de la UE.

Los documentos oficiales indican que su propósito general es “afianzar el respeto y la observancia de los derechos humanos y las libertades fundamentales, favorecer y consolidar la democracia, reforzar la confianza en los procesos electorales y aumentar la fiabilidad de los mismos”. El IEDDH concede un apoyo financiero en todo el mundo a las actividades realizadas en este sector.

En 2007, durante el primer año de la administración calderonista, México fue destinatario de un fondo de 402 mil 500 euros de la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos (el programa precedente al IEDDH).

En 2008, cuando la guerra contra el narcotráfico emprendida por Calderón mostraba ya sus estragos a nivel de aumento en las violaciones a los derechos humanos y el riesgo contra la democracia, el país recibió dos partidas de apoyo por parte del IEDDH: la primera por 600 mil euros y la segunda por 442 mil 728 euros.

En 2009, 2010 y 2011 las subvenciones de ese instrumento ascendieron a 600 mil euros anualmente.

A través de esos fondos, la UE “busca fortalecer el papel de la sociedad civil en la promoción de los derechos humanos y las reformas democráticas, apoyar la conciliación pacífica de los grupos de intereses y la consolidación de la participación y la representación políticas”.

El presupuesto de 2012 –cuyo proceso de selección no termina aún– estará enfocado a proyectos que generen “políticas públicas dirigidas a llevar a cabo la armonización legislativa y adecuación de las estructuras institucionales”, en el marco de la reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos, explica el documento de convocatoria que elaboró la delegación de la UE en México.

En ese texto se precisan los tipos de proyecto que requieren un seguimiento urgente en México.

Se enlistan: erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas, incluida la trata de personas; protección de defensores de derechos humanos; libertad de expresión y medidas de protección a periodistas, y eliminación de la tortura y la desaparición forzada de personas.

Igualmente, acciones a favor de medidas sobre el debido proceso; derechos de la población lésbico-gay, bisexual y transgénero; derechos de los pueblos indígenas y derechos de los migrantes en México.

Los proyectos que resulten subvencionados comenzarán a implementarse en 2013. Éstos no podrán recibir, cada uno, menos de 150 mil ni más de 300 mil euros, y su duración deberá oscilar entre 18 y 30 meses.

“Recortes drásticos”

El inédito incremento de la colaboración europea en la defensa de los derechos humanos en México coincide con una fuerte reducción en sus ayudas a programas de cooperación al desarrollo del país.

A pesar de que funcionarios europeos y mexicanos discuten poner en marcha un diálogo sectorial en materia de educación superior, un documento del Consejo de la UE revela que los apoyos en ese campo fueron recortados del actual esquema de cooperación bilateral.

“En 2011, dos proyectos fueron retirados de la programación que comprende el periodo 2007-2013, concretamente el apoyo a los programas de educación superior (4.95 millones de euros) y de economía sustentable y competitividad (8.25 millones de euros)”, señala el reporte anual sobre la implementación en 2011 de las políticas de desarrollo y asistencia externa de la UE.

Ese documento califica esas reducciones como “drásticos recortes”.

El informe, fechado el 6 de agosto pasado –y cuya copia obtuvo Apro–, subraya que los 11 millones de euros que quedaron para ese período serán enfocados en la cooperación en un “área prioritaria” para la UE en México: el de la “cohesión social” (lucha contra la pobreza).

Jorge de la Caballería Cruz, jefe de la unidad de coordinación de EuropeAid para Latinoamérica, comentó que se efectuaron tales recortes para compensar las transferencias de dinero que realizó la UE para mitigar las necesidades urgentes de aquellos países árabes que se rebelaron contra sus regímenes.

“Eso tuvo una implicación para los países de mayor renta de Latinoamérica (como México). Y se da en el contexto de serias limitaciones que hay en Europa. Buen número de países de Latinoamérica se vieron obligados a readaptar parte del presupuesto que les quedaba, ya que estamos al final del ejercicio financiero 2007-2013″, explicó el funcionario.

Recordó que hay una propuesta de la Comisión Europea para modificar, a partir de 2014, su sistema de cooperación al desarrollo con México y otros países latinoamericanos de renta media. Así, la mayor parte de los fondos europeos serían destinados a las naciones más pobres.

–¿Cómo surge la decisión de recortar en proyectos de competitividad y educación y mantener los de cohesión social?

–Es una situación administrativa, en la que determinados proyectos que ya tienen un grado de madurez, de compromiso, de firma contractual, ya no se pueden tocar porque entras en una fase jurídica, administrativa y política… cuando te llega el momento de efectuar el corte, ya es demasiado tarde.

De la Caballería añadió que los recortes recaen sobre los proyectos más recientes, en los que no han sido gastados aún los fondos disponibles; no así en los proyectos en curso, a veces menos prioritarios, donde el dinero ya fue invertido.

Aseguró que los motivos de tales disminuciones o la redistribución de recursos no son de orden político.

Anuncios