ELECCIONES 2006: Chatham House: “Anormal” desafuero de López Obrador

Posted on 12 junio, 2012

0


BRUSELAS (apro).– El prestigioso Royal Institute of International Affairs de Londres (RIIA), consideró “anormal” el proceso de desafuero que la Cámara de Diputados de México sigue contra el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, y apoyó el argumento según el cual con tal medida se intenta, por encima de todo, sacar al tabasqueño de la contienda presidencial del 2006.

El profesor Victor Bulmer-Thomas, director de este think tank británico, expresó a Apro que las ambiciones presidenciales de López Obrador están en consonancia con lo que pasa con otros dirigentes de ciudades capitales en el mundo, no así que sus contrincantes lo sujeten a un procedimiento político que puede inhabilitarlo para acceder a Los Pinos.

(Artículo publicado el 28 de febrero de 2005 en la sección Prisma Internacional de la Agencia PROCESO)

“No es normal que a López Obrador pueda privársele de competir por la Presidencia por causa de una decisión que pronto debe ser tomada por el Congreso, donde la clave es que el mismo PRI puede votar (su desafuero y así imposibilitarlo como aspirante al máximo cargo). Dado que López Obrador será el más serio competidor del posible candidato priista, Roberto Madrazo, es altamente probable que el PRI haga todo lo que pueda para excluirlo de la carrera presidencial”, explicó.

El especialista tachó de “exageradas” las acusaciones de populista que pesan sobre el jefe de Gobierno de la Ciudad de México y que lo comparan con el polémico mandatario de Venezuela, Hugo Chávez: “Si López Obrador es juzgado por su administración en la Ciudad de México (se puede decir que) ha hecho un muy buen trabajo”, lo que explica, aseguró, la verdadera razón de su popularidad.

El RIIA, mejor conocido como el Chatham House, por el nombre del histórico edificio en el que se aloja desde 1923, es uno de los más importantes centros de estudios internacionales del mundo. Fue fundado en 1920 al mismo tiempo que su versión estadunidense, el Council on Foreign Relations de Nueva York, y su misión era la de asesorar directamente a Downing Street en asuntos de política exterior.

Hoy la Chatham House cumple su tarea de forma independiente. Sin embargo, continúa rozándose con las cúpulas dirigentes del Reino Unido y Europa, y por eso sus opiniones reflejan con nitidez el ambiente que se respira en los pasillos del poder. Su presidencia colegiada la ocupan el exsecretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y exministro de Defensa del premier laborista Tony Blair, George Robertson; el barón Richard Hurd of Westwell, del Partido Conservador; y la baronesa Williams of Crosby, del Partido Demócrata Liberal.

Bulmer-Thomas, coautor de dos obras críticas sobre el sexenio de Carlos Salinas de Gortari –Rebuilding the State: México after Salinas (1996), y Derrumbe y reconstrucción del Estado: los años de Salinas(1998)–, opinó que Europa no condena ni condenará las movilizaciones callejeras que convocó López Obrador contra su desafuero, a menos que tales protestas degeneren en actos de violencia. “De la naturaleza de las manifestaciones dependerá la posición europea”, señaló.

En el caso de Venezuela, la Unión Europea (UE) “lamentó” la violencia desatada entre opositores y simpatizantes de Hugo Chávez en marzo pasado en vísperas de que el Consejo Nacional Electoral realizara el conteo de las firmas que exigían efectuar un referendo revocatorio del gobierno “bolivariano”. Días antes del referendo del 15 de agosto, pidió a las partes “mutuo respeto, tolerancia y diálogo”.

No obstante, la UE brindó siempre su apoyo al cumplimiento de esa votación al juzgarla “esencial para restaurar la reconciliación nacional y la estabilidad democrática” venezolana.

Imagen

De lo que no le cabe duda, afirmó el director del RIIA, es que el dirigente de la capital mexicana debe trabajar más su imagen en el viejo continente, donde su nombre no es para nada conocido.

Compara la situación actual del perredista de este lado del Atlántico con la de Luis Inázio Lula Da Silva antes de las elecciones presidenciales de Brasil de 2002 que ganó. Lo que más se escuchaba en la época sobre el sindicalista eran críticas a sus arranques populistas y advertencias sobre el peligro que corría la economía brasileña bajo su liderazgo. “Hasta ahora Lula ha sido muy distinto. En ese sentido, López Obrador tendrá una dura tarea en sus manos para persuadir a los inversionistas extranjeros de que él es un político responsable, con visión global”, manifestó Bulmer-Thomas, quien fue también director del afamado Institute of Latin American Studies, de la Universidad de Londres, antes de alcanzar el mismo puesto en el RIIA en 2001.

La relación de México con Gran Bretaña no es cualquiera. Según cifras de la Secretaría de Economía, México comerció con Reino Unido mil 803 millones de dólares en 2003. La isla es el tercer importador europeo de México y el tercer inversionista más importante de la Unión Europea en el país al aportar 12% de las inversiones comunitarias.

Por otro lado, Reino Unido fue uno de los países del viejo mundo que empujó más fuerte, junto con Francia y España, para que la Comunidad Europea formara una zona de libre comercio con México, lo que ocurrió en 2000.

Peter Mandelson, al que le tocó apoyar en su país la ratificación del TLC mexicano en su función de Ministro de Comercio e Industria, es hoy el jefe comercial de la UE en Bruselas y en sus manos tiene la gestión de ese acuerdo. Bajo este contexto, el experto del RIIA observa que al próximo presidente mexicano, sea quien sea, le tocará aplicarse urgentemente para cumplir las reformas económicas que dejará incompletas el “gobierno del cambio” de Vicente Fox.

Pero también subrayó que por tal motivo la clase política del Reino Unido está desilusionada del hombre que les prometió a finales de 2000 que México elevaría su nivel de prosperidad tal y como lo hizo España al ingresar a la Unión Europea, y que el país crecería a un imbatible ritmo de 7 por ciento anual.

Reveló que en privado, la “elite” británica expresa cierta “decepción” con el guanajuatense, de quien se dice que pudo haber hecho más por empujar dichas reformas al comienzo de su mandato, cuando el apoyo exterior se desbordaba. Por eso, remarcó “(la élite) está llegando a la conclusión de que Fox será recordado por ser quien acabó con el monopolio del PRI” y no por los logros de su gobierno.

Bulmer-Thomas, quien trabajó como consultor en temas latinoamericanos para la Comisión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo y la agencia estadunidense para el Desarrollo Internacional, alertó que tales sentimientos van a pasar de lo privado a lo público si el país no se moderniza en los próximos años.

Las declaraciones del británico coinciden con los más recientes señalamientos hechos por la Comisión Europea, gestora del acuerdo comercial con los 25 países de la Unión Europea, en el sentido de que la falta de reformas en México –y cita la energética, la fiscal y la laboral– disminuye la competitividad del país y ahuyenta las inversiones extranjera.

Si el proceso de desafuero avanza, el RIIA adelantó que México experimentará “momentos muy tensos”, y aunque indicó que la democracia se está consolidando y el clima político se mantiene “seguro”, “existe el riesgo de inestabilidad”, como lo muestran los recientes escándalos de corrupción y las operaciones de los cárteles del narcotráfico en las cárceles.

Anuncios