Subsidios para ricos

Posted on 25 febrero, 2012

0


Millones de euros del presupuesto de la Unión Europea (UE), destinados a apoyar a campesinos o a impulsar el desarrollo regional, terminan en manos de familias adineradas o en subsidios para actividades como la siembra de mariguana o la operación de bares. Con base en los datos oficiales del gasto ejercido por la UE, el centro de estudios Open Europe realizó un informe que muestra tal “desperdicio” de recursos públicos en proyectos “inútiles”, “insólitos” o “extraños”.

(Artículo publicado en la edición del 27 de Diciembre de 2009 de la revista PROCESO)

BRUSELAS.- De acuerdo con un reporte del think tank británico Open Europe, gente adinerada de la Unión Europea (UE) está recibiendo ayudas económicas o subsidios originalmente destinados al desarrollo regional o a campesinos pobres.

Tal fue el caso, por ejemplo, de Wolfgang Porsche, presidente del Consejo de Supervisión de la empresa fabricante de los lujosos automóviles deportivos que llevan su apellido, quien en 2008 obtuvo -no obstante que la fortuna de su familia rebasa los 20 mil millones de dólares– un “subsidio agrícola” por 2 mil 500 euros.

Aunque la firma que dirige Wolfgang Porsche generó durante el año fiscal 2007-2008 ganancias netas por 5 mil 857 millones de euros, el empresario recibió la mencionada subvención para ayudarle a sostener una propiedad rural ubicada en LowensteinWerth, en el estado alemán de Baviera, donde el potentado suele dedicarse a su pasatiempo favorito: la cacería.

Igualmente, en 2008, Gloria von Thurn und Taxis, viuda del príncipe alemán Johannes, recibió de la UE 575 mil dólares en “apoyos agrícolas”, los cuales fueron utilizados para mantener diversos bienes inmuebles -cercanos a la ciudad bávara de Ratisbonne– donde acoge a una congregación de pudientes mujeres cristianas.

El hijo de ambos, Albert, de 25 años, heredó varias posesiones que, en conjunto, valen 2 mil 100 millones de dólares, incluyendo inmuebles -como el majestuoso castillo de Saint-Emmeram-, valiosas obras de arte, una compañía de tecnología y 30 mil hectáreas de bosque en Alemania.

El pasado 3 de noviembre la página de internet de la revista Forbes ubicó a ese joven heredero en el lugar 24 de los hombres más ricos de ese país europeo.

Los casos de Porsche y Gloria van Thurn und Taxis fueron dados a conocer cuando el gobierno del estado de Baviera divulgó una lista de beneficiarios de dichos subsidios, donde incluso aparecía el ministro de Agricultura Helmut Brunner, quien había recibido ayudas por un total de 7 mil euros.

El reporte del think tank británico Open Europe -publicado el pasado 9 de noviembre y en el cual se abordan 50 casos en los que la UE “desperdició” recursos públicos– agrega que “prominentes miembros de familias ricas” de España han recibido “cientos de miles de euros” en subvenciones.

Uno de ellos es el empresario Íñigo de Arteaga y Martín, duque del Infantado, quien es dueño de inmensas extensiones de tierra en la región de Córdoba y cuya familia es propietaria de un castillo en Madrid.

De acuerdo con la página electrónica de la Junta de Andalucía, entre 2007 y 2013 Arteaga y Martín obtendrá 27 mil 259 euros por concepto de “ayudas agroambientales”, a pesar de que en 2006 ya consiguió de la UE un millón 213 mil 997 euros en fondos para el desarrollo regional, lo que desató un escándalo.

Subvención “verde”

El pasado 10 de noviembre, el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE), con sede en Luxemburgo, presentó su reporte sobre la ejecución del “presupuesto común” de la UE en el ejercicio de 2008, y no obstante haber concluido que la situación del gasto había “mejorado” sobre años anteriores, remarcó que algunas áreas del presupuesto estaban aún “materialmente afectadas por errores”, a causa de la complejidad de las normas y regulaciones en la materia.

El presupuesto total de la UE en 2008 fue de 117 mil millones de euros (1% del producto interno bruto de la UE). De éstos, 54 mil millones fueron canalizados a diversas ayudas al campo, y 45 mil millones a los llamados fondos estructurales, cuyo objetivo es nivelar a las regiones más pobres con las más ricas. El TCE estima que 32% de las primeras ayudas presentan “errores” en las cuentas, y que 11% de las segundas no debieron otorgarse.

Mats Persson, el director de investigaciones de Open Europe, comenta en el citado informe que, “debido a los esquemas de gasto que practica la UE, existen proyectos inútiles o muy extraños que pueden recibir fondos que nunca habrían obtenido si se hubieran solicitado a los gobiernos nacionales, cuyos presupuestos están sujetos a otras prioridades. Lo que le interesa a la UE -puntualiza– es deshacerse del dinero, no gastarlo de manera inteligente”.

En su reporte, el think tank se refiere a la ciudad sueca de Malmo. A principios de 2008, ésta recibió 80 mil euros de la UE para realizar una reproducción de la ciudad, con todo y su famosa universidad, en el mundo virtual de Second Life. Incluso se configuró una “oficina ciudadana virtual” donde los funcionarios de Malmo pueden atender a los habitantes reales del poblado que estén activos en el referido sitio de internet.

El pasado 5 de mayo fue lanzada la “ciudad virtual de Malmo”, pero Second Life había pasado de moda y dejó de ser considerado “el futuro de las redes sociales”. Las críticas al proyecto abundaron. Joakim Jardenberg, el director ejecutivo de una de las compañías de nuevas tecnologías más conocidas del país, Mediapark, expresó el 6 de mayo al diario local Sydsvenskan que Second Life nunca fue muy popular en Suecia, por lo que, cuando supo del proyecto, pensó que se trataba de “una rara broma”.

En marzo de 2010 el futuro de esa “ciudad virtual” deberá ser reconsiderado.

Otro caso: El 19 de agosto de 2008, el diario sueco Aftonbladet publicó que un cultivador de hoja de mariguana, Nils Treschow, había recibido de la UE 200 euros de apoyo para su siembra.

En una superficie de mil metros cuadrados, las plantas se localizaban al lado de una transitada carretera a las afueras de la ciudad sueca de Falkenberg.

Lo curioso es que no está claro si el propietario de la tierra violó la ley: En Suecia está permitido el cultivo de mariguana, con una licencia especial del gobierno, si tiene propósitos “industriales” y si la sustancia psicoactiva (THC) de la planta es inferior a 0.3%.

En contradicción, Treschow cumplió con los requisitos de la UE para ganar el subsidio, el cual, por otro lado, provenía de los fondos conocidos como Pago Directo al Agricultor. Estos eximían a Treschow de notificar a las autoridades el uso final de la mariguana que planta y que, según él, por el momento “sirve de protección a las aves del campo”.

Dinero para bares

El reporte de Open Europe exhibe otros gastos insólitos en los que ha incurrido la UE. El organismo alude a la serie de 12 videos de animación (helpisodes) que financió el año pasado la Comisión Europea, donde varios personajes -los “súper héroes antitabaco”– ayudan a la gente a dejar de fumar.

Estas emisiones para internet formaron parte de la campaña Ayuda: Por una vida sin tabaco, cuyo costo global ascendió a 72 millones de euros. Sin embargo, denuncia el reporte, la UE continúa subsidiando a los agricultores europeos de tabaco, y cada año les transfiere en promedio 293 millones de euros del presupuesto. En mayo de 2008, recuerda, el Parlamento Europeo votó a favor de proseguir con esa política.

Hay otra variedad de subvenciones que atraen la atención del centro británico. Durante el año pasado, la UE concedió 162 mil 450 euros a la empresa Lord Nelson Ltd. que provenían de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional y que se dedicaron al proyecto “Bares de temática irlandesa”.

La mencionada firma, cuyos propietarios son los hermanos John y Andy Hunter. operan cuatro bares de la cadena O’Reilly’s en Gibraltar, un territorio bajo dominio británico localizado al sur de España.

Dentro del mismo paquete de ayudas, la UE distribuyó 89 mil 350 euros al restaurante Sporting, propiedad de la empresa KOP Limited, y 127 mil 328 al Beach Club, regenteado por la firma Jazz Nights Ltd., ambos comercios también asentados en Gibraltar.

Open Europe integra igualmente a su reporte el caso de Angela Cristina Cañas Duran, quien fue Miss Sevilla en 2006. La joven, actualmente de 22 años, es dueña de una agencia de organización de eventos sociales.

El 11 de febrero de 2008, la exreina de la belleza obtuvo 7 mil 87 euros en subsidios europeos para su negocio, bajo la modalidad de apoyos a “mujeres empresarias”, canalizados por el Instituto de la Mujer de la Junta de Andalucía…

Anuncios