Los jóvenes europeos ante las drogas

Posted on 9 febrero, 2012

0


BRUSELAS (apro).- La mayoría de los jóvenes europeos (57%) asegura que puede conseguir marihuana “fácil o muy fácilmente” en menos de 24 horas, y aunque casi todos (91%) aceptan que su consumo sistemático puede ocasionar daños a la salud, una porción inferior (59%), apoya la prohibición del enervante en los 27 Estados asociados a la Unión Europea (UE), y esa tendencia continúa a la baja.

(Artículo publicado el 29 de julio de 2011 en la sección Prisma Internacional de la Agencia PROCESO)

En cuanto a la prohibición de drogas duras como la cocaína, la heroína y el “éxtasis”, 90% de la juventud europea cree que debe mantenerse.
Esos son algunos de los hallazgos que reveló el Eurobarómetro titulado Actitudes de la juventud europea frente a las drogas, que realizó la encuestadora Gallup International a solicitud de la Dirección General de Justicia de la Comisión Europea.

Para el estudio, que fue publicado en julio, y que consta de 124 páginas, fueron entrevistados 12 mil muchachos, entre 15 y 24 años, de todos los países de la UE, a quienes se les preguntó de qué manera se informaban sobre los riesgos y efectos de los estupefacientes, la disponibilidad que tenían de ciertas drogas y cuál es su consumo de mariguana y de nuevas sustancias psicoactivas, así como sus percepciones en relación a los riesgos a la salud asociados al uso ocasional o regular de las drogas ilícitas.

Además, se les preguntó su opinión sobre la regularización de las drogas ilegales y si consideraban eficientes las políticas alternativas en la materia.

El sondeo resulta interesante en el sentido de que el grado de disponibilidad de las sustancias ilícitas refleja el dinamismo del mercado y, en consecuencia, el posible nivel de organización de las redes del narcotráfico.

Así, mientras que la marihuana está al alcance de más de la mitad de los jóvenes entrevistados, 22% aseguró que podía comprar sin problemas cocaína o éxtasis en un día; y 13%, heroína.

De los 27 países de la UE, sólo en Chipre la mitad de los jóvenes encuestados aseguraron que era difícil o imposible adquirir mariguana. Por el contrario, jcontestaron que era fácil o muy fácil comprar esa droga 76% de los jóvenes checos, 74% españoles y 73% italianos.

Enfocándose sólo en aquellos que respondieron que “muy fácilmente”, el mayor porcentaje lo repite República Checa (51%), seguido de Holanda y Dinamarca (45% y 43%, respectivamente).

Los países donde los jóvenes responden que es más fácil conseguir heroína y cocaína son España, Italia y Dinamarca, mientras que la dificultad para comprar sólo cocaína es más elevada en Chipre y Finlandia, aunque también en Estonia, Grecia, Eslovaquia y República Checa.

La facilidad para encontrar éxtasis es mayor en España, Irlanda e Italia, y lo contrario en Chipre, Finlandia y Grecia.

Riesgos

Un cuarto de los encuestados reconoce haber fumado mariguana y 5% haber consumido sustancias psicoactivas; de este último grupo, más de la mitad (54%) dijo que las habían conseguido por medio de amigos; 37% indicó que se las habían ofrecido en una fiesta o en un bar; y 33%, que las había comprado en una tienda especializada (smart shop).

Únicamente 7% las pidió por internet, aunque 64% de todos los encuestados mencionó que ese es el medio en que busca información sobre drogas.

No obstante, el estudio revela que, en los últimos 12 meses, los jóvenes que se informaron específicamente sobre los riesgos y efectos de los estupefacientes por internet representaron 39% de la muestra total: 41% recibió esa información a través de programas escolares de prevención y 46%, en campañas de medios masivos de comunicación.

Los adolescentes de entre 15 y 18 años se informaron sobre todo en sus escuelas (63%), mientras que los jóvenes de 22 a 24 en los medios de comunicación (55%).

Casi todos los jóvenes (90%) manifiestan que son conscientes de los altos riesgos a la salud que representa el consumo regular de cocaína o éxtasis, pero sólo 66% asume la misma opinión tratándose de un uso ocasional de la cocaína y todavía menos, 59%, en el caso del éxtasis.

Esta distinción de riesgos existe en los 27 países de la UE, pero es más marcado en Letonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia.

Llama la atención que 91% reconoce que la mariguana, consumida regularmente, puede ocasionar daños a la salud, e incluso 67% asume que estos riesgos pueden ser “altos”; sin embargo, 30% dice que fumar una o dos veces marihuana plantea un riesgo “bajo” y 14% considera que “no hay riesgo”. Los menos preocupados por esas consecuencias a la salud son los jóvenes españoles, eslovacos y checos.

La encuesta arroja que sólo 36% de aquellos que declararon haber fumado marihuana en el último año, opinan que el uso regular de esta droga es altamente nociva a la salud; ese porcentaje se eleva a 55% entre quienes han fumado la hierba pero hace más de 12 meses; y llega a 75% entre los jóvenes que dicen no haberla fumado nunca.

Legalización

Existe una fuerte resistencia a legalizar las drogas duras entre la juventud europea: 96% piensa que hay que seguir prohibiendo la heroína; 94%, la cocaína; y 92%, el éxtasis. Son los mismos porcentajes que el anterior sonde de 2008.

Las opiniones cambian respecto a la mariguana: 33% de los jóvenes holandeses y 39% de los checos juzgan que sus gobiernos deben sostener la prohibición. Son los más reticentes, a pesar de que en Holanda está permitida la venta desde hace décadas, aunque recientemente plantean adoptar restricciones.

Los jóvenes rumanos (87%) son los más favorables a la legalización. La tendencia general marca un aumento en el apoyo a su legalización: mientras en 2008 sostenía la prohibición 67% de los jóvenes, hoy esa porción disminuyó a 59%.

La visión sobre las nuevas drogas psicoactivas, también llamadas “legal highs”, que son las sustancias que imitan los efectos estimulantes de drogas como el éxtasis, la cocaína o el speed, y que por cuya composición no caben en ninguna ley restrictiva, divide a los jóvenes europeos. Un tercio de ellos piensa que deberían ser prohibidas todas esas sustancias, y 47% opina que lo mejor sería ilegalizar aquellas que representen algún riesgo a la salud.

La encuesta aborda el aspecto represivo de las políticas antidrogas. En la referida encuesta de 2008, el 64% de los entrevistados contestó que estaba de acuerdo en que el gobierno tomara medidas contra la economía de las drogas, por lo que apoyaban la mano dura contra narcotraficantes y pequeños vendedores (dealers).

Sin embargo, la mitad prefería que las autoridades combatieran la problemática mediante campañas de prevención y divulgando mayor información al respecto; además de que cuatro de cada 10 jóvenes citó el tratamiento y la rehabilitación de los adictos como un aspecto indispensable de tales políticas.

Solamente 33% optó por aplicar medidas agresivas contra los drogadictos. En República Checa y Rumania fue donde los jóvenes más apoyaron esta última medida (50 y 47% respectivamente), y menos en Grecia, Dinamarca y Portugal (17, 22 y 23%, respectivamente).

Un cuarto de los entrevistados mencionó que la pobreza y el desempleo eran las causas del uso de estupefacientes, y similar proporción está convencida que ofreciendo actividades de recreación a los jóvenes puede ayudar a combatir las adicciones.

Lo más llamativo es que a pesar de que 59% está a favor de la prohibición de la mariguana y casi todos de las drogas duras, solamente 13% cree que la legalización de las drogas “es uno de los caminos más eficientes para luchar contra el problema”. Francia e Irlanda son los países donde así lo piensan más los jóvenes (22 y 21%, respectivamente), y República Checa y Rumania donde menos (6 y 5%, respectivamente).

Anuncios
Posted in: Agenda Europea