Calderón y el falso combate a la piratería

Posted on 2 diciembre, 2011

0


BRUSELAS.- El gobierno de Felipe Calderón utilizó el trofeo que el pasado 24 de junio de 2010 le otorgó a México la Organización Mundial de Aduanas (WCO, por sus siglas en inglés) para atribuirse, y comunicar de manera engañosa, falsos logros en el combate a la piratería y la falsificación de mercancías.
 
(Artículo publicado el 16 de Agosto de 2010 en la sección Prisma Internacional de la Agencia PROCESO)
 
Esa fecha, la WCO, con sede en esta capital, otorgó a las aduanas mexicanas el Trofeo Yolanda Benítez exclusivamente por sus resultados contra el contrabando de medicamentos pirata el año pasado, según información proporcionada a Proceso por Danielle Maiano, portavoz de la WCO.
 
No obstante, el gobierno de Calderón afirmó en un comunicado de prensa, divulgado el mismo 24 de junio en español, francés y holandés, que el trofeo fue concedido “por haber realizado el mayor esfuerzo en el combate a la piratería”, sin especificar más la información.
 
Incluso tal comunicado –el número 89/2010– está titulado, con letras mayúsculas y en negrillas, “Gana México el reconocimiento mundial por el mayor esfuerzo en el combate a la piratería”.
 
De acuerdo al reporte Aduanas y derechos de propiedad intelectual 2009, publicado por la propia WCO un día antes de la entrega del premio, China es el país que más incautaciones y piezas decomisadas reportó: mil 752 y 91 millones 739 mil piezas, respectivamente.
 
Ese reporte indica que, detrás de China, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Italia, España, Arabia Saudita y Hungría, en ese orden, reportaron más incautaciones que México (362), en tanto que las aduanas de Qatar, después de las chinas, aseguraron una cantidad de piezas también superior a las mexicanas, que fueron de 33 millones 514 mil.
 
Engaño 
 
Consultada por este corresponsal el pasado 19 de julio, Danielle Maiano, responsable del servicio de comunicación de la WCO, explicó el proceso para elegir a México el ganador del Trofeo Yolanda Benítez:
 
“(Cada año) el Secretariado de la WCO dirige correos a sus miembros (176 países), donde se les invita a registrar sus candidaturas para el trofeo. En su expediente de candidatura, (los Estados miembros) deben presentar sus actividades oficiales en materia de lucha contra las falsificaciones. (El trofeo) de este año fue particularmente dedicado a la lucha contra los medicamentos falsificados”.
 
Señaló que “una vez que las administraciones aduaneras enviaron sus candidaturas, alrededor de 40 este año, el Secretariado de la WCO se constituyó en jurado y examinó todos los expedientes, (tras lo cual) decidió conceder el trofeo a las aduanas mexicanas, que obtuvieron los mejores resultados (en aseguramiento de medicinas piratas)”.
 
–¿Cuáles fueron los criterios de selección?, se le pregunta a la vocera.
 
–Los resultados en materia de decomisos de medicamentos falsificados; la (correcta aplicación) de la legislación impuesta por los Estados en materia de lucha contra la piratería; la utilización de la base de datos de la WCO en materia de lucha contra el fraude; y el aspecto concerniente a la formación y capacitación en esos dominios.
 
–Entonces, ¿el trofeo se otorgó particularmente por el decomiso de medicamentos piratas, y no por decomisos generales? En su reporte 2009, China aparece con los mejores resultados generales…
 
–Sí, pero el año pasado los criterios no fueron los mismos. (Para el trofeo del año pasado, los criterios) fueron los resultados de la lucha contra la piratería a título general, es decir, sobre el conjunto de los (decomisos) de piratería, mientras que este año fue particularmente concentrado sobre los (aseguramientos de) medicamentos falsificados y la protección al consumidor. Debido a que el secretario general de la WCO (Kunio Mikuriya) firmó la Declaración de Cotonú de la Fundación (del expresidente francés Jacques) Chirac, que trabaja contra los medicamentos falsificados, este año se decidió otorgar el trofeo a la administración aduanal con los mejores resultados únicamente en ese terreno”.
 
A pesar de ello, el mencionado comunicado del 24 de junio del gobierno mexicano señala que, “derivado de las eficientes acciones que ha llevado a cabo (el gobierno federal) para el combate a la piratería, hoy México fue reconocido por el trofeo Yolanda Benítez, por ser el país que ha realizado el mayor esfuerzo y ha tenido mejores resultados en esta materia”.
 
A lo largo de ese comunicado –firmado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aduana México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)–, el gobierno calderonista evita precisar el mérito específico por el que se le concedió el premio a México.
 
Asegura que éste fue obtenido gracias “a los modelos de inteligencia y administración de riesgo que ha implementado el SAT, de acuerdo con su Plan Estratégico 2007-2012”, lo que permitió que “sólo en 2009” las aduanas del país realizaran “más de 460 aseguramientos, correspondientes a más de 38 millones de piezas de diversa mercancía, que representa en el mercado informal un valor aproximado (de) 220 millones de dólares”.
 
En realidad, únicamente una pequeña parte de ese monto corresponde al decomiso de medicinas ilegales, que ameritó el premio de la WCO, organismo que se concretó a emitir información respecto a la entrega del trofeo, sin abundar más allá de ese anuncio.
 
El citado comunicado del gobierno mexicano apenas menciona en un breve párrafo que, durante 2009 y principios de 2010, se decomisaron “900 mil piezas de medicamentos falsos y caducos”, que representan “45 toneladas con un valor aproximado de 7 millones de dólares”.
 
En cambio, remarcando las estadísticas de decomisos globales de piratería, el comunicado oficial detalla que, “tan sólo de octubre a diciembre de 2009, se aseguraron más de 60 contenedores con aproximadamente 668 toneladas de mercancía pirata, cantidades –presume el documento– sin precedente en la historia de las aduanas mexicanas y que exceden lo decomisado en los últimos años”.
 
Esa manipulación informativa la reprodujo el 9 de julio el blog institucional de la embajada mexicana en Estados Unidos que, además, consideró que las aduanas mexicanas han alcanzado “logros increíbles” desde el comienzo de su plan estratégico en 2007.
 
Críticas
 
Agencias de noticias con corresponsalías en Bruselas, como la mexicana Notimex o la española EFE, o la propia agencia nacional de Bélgica, Belga, difundieron la noticia sobre el trofeo de la WCO. Todas ellas basaron sus artículos en el contenido del comunicado del gobierno de Calderón, que aquí les transmitió la embajada de México ante la Unión Europea.
 
Sin embargo, una nota en el sitio de Internet del diario español El Mundo se mofa de la noticia. El mismo 24 de junio, apuntando que se trataba de “información oficial” proporcionada por la embajada mexicana en Bruselas, publicó:
 
“Paradojas de la vida: el mismo país donde los puestos callejeros se amontonan en las calles de su capital con todo tipo de mercancías pirata, hasta el punto de que existe una división por zonas en función de la especialización en los productos que ofrecen, ha sido premiado por su lucha contra las falsificaciones en las aduanas”.
 
De hecho, altos representantes de la WCO y de otros organismos internacionales especializados, han expresado recientemente críticas a México por no hacer lo suficiente para reducir significativamente la venta de piratería.
 
El 2 de diciembre pasado, durante el V Congreso Mundial para Combatir la Falsificación y la Piratería, celebrado en Cancún, Quintana Roo, Michael Schmitz, director de Control y facilitación de la WCO, advirtió que México debía tener más control de sus zonas libres para evitar el flujo del contrabando, según reportó el diario Reforma.
 
En esa misma ocasión, Mark Cobben, representante de la organización Acción Empresarial para Detener la Falsificación y la Piratería, acusó que “hay muchas agencias del gobierno (mexicano) que no tienen coordinación”, y que “hay tanto dinero en juego que el índice de corrupción (entre los empleados de tales agencias) es alto”.
 
El 22 de junio último, Jaime King, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Agentes Aduanales, denunció en una entrevista con el diario Reforma, que la falta de intercambio de información, y de convenios bilaterales con otros países que representan un mayor riesgo de tráfico de productos piratas, ha impedido frenar el ingreso de tales mercancías al país.
 
Y apenas este 16 de julio, en el marco del Congreso Nacional de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana, el coordinador de la lucha contra la falsificación y piratería de la WCO, Christopher Zimmermann, opinó que la falsificación en México es un problema fuerte, ya que se sostiene en importantes factores sociales y culturales derivados de la pobreza, divulgó el portal de noticias CNNExpansión.
 
En ese encuentro, que tuvo lugar en Playa del Carmen, también en Quintana Roo, Zimmermann también advirtió sobre la posibilidad de que el narcotráfico esté explotando esta actividad ilícita para lavar dinero.
 
Pero una semana más tarde, el gobierno de Calderón anunció que había recibido el máximo galardón de la WCO por sus inmejorables esfuerzos contra la piratería.
 
Anuncios